Mesoterapia facial con vitaminas

mesoterapia facial con vitaminasLa mesoterapia facial con vitaminas es un tratamiento de belleza en el que se inyectan (mediante técnicas de multipunción) vitaminas y minerales antioxidantes bajo la piel.

Su objetivo es revitalizar y rehidratar esta zona del cuerpo frenando las marcas que el envejecimiento ha ido dejando con el paso del tiempo. Principalmente, aquellos que están directamente relacionados con la oxidación de la piel.

Los tratamientos de mesoterapia facial que se desarrollan actualmente consisten en la aplicación de una serie de inyecciones de vitaminas con unas agujas muy finas que penetran hasta la capa interna de la piel.

Las sesiones de mesoterapia facial con vitaminas tienen, generalmente, una duración aproximada de entre 15 y 20 minutos. Para obtener resultados óptimos, lo recomendable es realizar estas intervenciones con intervalos de tres meses, aunque el número final dependerá del grado de flacidez y de afectación de la piel del rostro de cada persona.

Será el médico especialista quien, tras analizar el grado de envejecimiento del rostro de la persona, quien redacte un diagnóstico al respecto y haga una estimación sobre las sesiones concretas de mesoterapia que se necesitan para obtener resultados visibles.

 

Mesoterapia facial con vitaminas: resultados y cronograma

vitaminas para tu pielLa piel suele reaccionar de manera positiva a las inyecciones de vitaminas, pues las microcánulas que se emplean para inyectar las vitaminas apenas generan hematomas o dolor a la persona que se somete a este tratamiento.

Para adelantarse a estos posibles efectos secundarios, los profesionales de la cirugía estática recomiendan el empleo de Arnica, una sustancia antiinflamatoria (tópica u oral) muy empleada en homeopatía para tratar hematomas.

También se recomienda el empleo de analgésicos tópicos para aliviar la zona afectada por las inyecciones.

Entre sesión y sesión de mesoterapia facial con vitaminas suele transcurrir unos diez o quince días, aunque en ocasiones se puede llegar a dejar pasar un mes. De esta manera se da tiempo a la piel para que absorba las sustancias que se han inyectado.

Las inyecciones de aplican de manera manual o empleando un sistema de inyección similar a una pistola.

Como las inyecciones tienen unas agujas muy pequeñas, las personas pueden maquillarse y limpiar su piel del rostro sin problema alguno.

Para ello no es necesario adquirir productos específicos o para pieles sensibles, basta que sigamos empleando aquellos elementos de maquillaje que ya usábamos antes de la intervención.
mesoterapia facial con vitaminas en paternaLos resultados se perciben rápidamente (bastan dos o tres sesiones) y se mantienen durante mucho tiempo si las acompañamos con hábitos de alimentación saludables.

Sin embargo, el proceso de envejecimiento es imparable y es probable que sea necesario algún retoque pasado un año de la primera sesión de mesoterapia facial. Generalmente es suficiente con un par de sesiones para volver a reactivar el proceso de rejuvenecimiento.

Los resultados de la mesoterapia facial con vitaminas son parecidos a los que se logran con la aplicación constante de una crema nutritiva de gran calidad. Eso sí, con una diferencia clara. No toda la crema consigue penetrar la piel hasta las partes profundas. En el caso de las inyecciones se consigue que el cien por cien del producto llegue a las partes más profundas de la dermis.

 

Mesoterapia facial con vitaminas: contenidos de las inyecciones

Las dosis de mesoterapia facial con vitaminas son cócteles de varias sustancias. Así pues,  no solo contienen vitaminas (generalmente B5, A y C). Es habitual también que los inyectables de mesoterapia facial contengan aminoácidos, antioxidantes y minerales. Las más frecuentes son: el ácido alfa hidróxido, el ácido alfa lipoico, aminoácidos,   el dimetilaminoetanol (reconocido popularmente con las siglas DMAE), el ácido hialurónico, y el zinc.

De esta manera, se pretende reactivar la capacidad de hidratación de las células y, por ende, la reconstrucción del colágeno.

El coste de este tipo de tratamientos varía dependiendo de la clínica en la que se lleve a cabo, el número de consultas que incluya, las pruebas que deban realizarse al paciente, la cantidad de sesiones que se realicen, etc.

Aunque los tratamientos de mesoterapia facial con vitaminas están indicados para cualquier persona, lo habitual es que se realicen en individuos que superan los 30 años. Y es que es a partir de este momento cuando la piel deja de tener la elasticidad propia de la juventud.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *