Cuidar nuestra piel sin pasar por quirófano

Aunque la mayoría de la gente piensa que para cuidar nuestra piel hay que pasar por quirófano, lo cierto es que en la actualidad hay muchas variantes en el mercado con las que podemos obtener excelente resultados sin necesidad de someternos a ninguna operación.

Los tratamientos más habituales con los que podemos cuidar nuestra piel sin pasar por quirófano son: mesoterapia facial con vitaminas, los hilos japoneses y el ácido hialurónico.

 

Mesoterapia facial con vitaminas

mesoterapia facial con vitaminasLa piel de la cara es la más sensible al paso del tiempo. Como, además, es la que más movimientos realiza es la parte del cuerpo en la que se nota más la edad y el proceso de envejecimiento de la persona. Así, la cara es la zona de nuestro cuerpo en la que aparecen más arrugas y son más visibles, razón por la que la estética dedica mucho esfuerzo y presupuesto a borrar estas señales.

En muchos casos, las personas que quieren borrar los signos de la edad de su cara se someten a intervenciones quirúrgicas, sin embargo no siempre es necesario. De esta manera, en el mercado existen tratamientos con los que podemos borrar las arrugas sin necesidad de pasar por el quirófano.

Uno de estos tratamientos es la mesoterapia facial con vitaminas, uno de los sistemas de medicina alternativa que tiene  mayor aceptación en la actualidad para cuidar nuestra piel.

Este tratamiento consiste en la inyectar bajo la piel unos combinados de vitaminas, productos farmacéuticos y extractos de hierbas, con los que se consigue rellenar el surco de las arrugas y activar el colágeno de la zona. De esta manera se consigue que la arruga desaparezca y la piel de la zona aparezca más tersa y firme de lo que estaba.

Como estas agujas son cortas y tienen un grosor muy estrecho, no dejan rastro en la piel de la persona. Además, sus combinados cuentan con muchos productos de homeopatía que en rara ocasión provocan algún tipo de reacción adversa por parte del paciente. Se trata pues, de una actividad segura con la que podemos obtener unos resultados excelentes.

 

Hilos japoneses

hilos japoneses centro médico europaEl tratamiento mediante hilos japoneses es aquel en el que se realiza un lifting de la piel del paciente empleando unos hilos que sujetan la piel y los músculos de la zona en la que se quiere intervenir, tensándola y ofreciendo un resultado rejuvenecido en la persona.

Estos hilos están realizados en un material biodegradable denominado polidioxanona que la piel del cuerpo absorbe haciéndoles que formen parte de sus tejidos.

Para que el paciente no sienta dolor se trata la piel con un producto que anestesia la zona antes de comenzar la intervención. Para la misma se emplean unas agujas de calibre microscópico que no provocan hematomas en la piel de la persona y cuyas entradas y salidas del cuerpo no son perceptibles por el ojo humano.

Los efectos de los hilos japoneses son duraderos y solo es necesario retocarlos una vez al año. En unas pocas sesiones podemos conseguir los resultados esperados.

 

Ácido hialurónico

cuidar nuestra pielEl ácido hialurónico es una sustancia que se emplea para rellenar la piel en las zonas en las que el colágeno ya no funciona como debería. Se trata de un tratamiento no invasivo que se aplica de dos maneras: de manera tópica (cuando forma parte de las cremas que nos aplicamos sobre la piel) y de manera subcutánea (cuando lo que queremos en rellenar arrugas).

Este ácido tiene una gran capacidad para absorber agua, lo que permite hidratar la zona en la que se inyecta haciendo que la piel parezca mucho más joven de lo que realmente es.

Para poder beneficiarnos de las bondades del ácido hialurónico es necesario que los inyecten bajo nuestra piel, en las zonas que requieren un retoque. Para hacerlo, los profesionales de la estética utilizan unas agujas muy finas (denominadas microcánulas) de un grosor mínimo, con el que consiguen llegar a la parte interna de la piel, sin afectar al músculo.

A las pocas horas de haberse inyectado esta sustancia ya podemos ver sus efectos sobre nuestra piel. Unos beneficios de los que podremos disfrutar durante mucho tiempo y que solo requieren un pequeño repaso al año de habernos sometido al tratamiento.

Así pues, si quieres rejuvenecer tu aspecto, lo mejor es que acudas a tu centro médico o estético más cercano y preguntes por los tratamientos que hay en el mercado para cuidar nuestra piel sin pasar por quirófano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *